Cómo aislar tus ventanas del frío y del calor

¿Pasas tanto calor en tu casa en verano que hasta te cuesta conciliar el sueño? ¿Y en invierno, tienes que ponerte varias capas de ropa para no helarte? Hay maneras eficaces de mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda y poder disfrutar de la temperatura ideal en tu hogar durante todo el año.

¿Por qué debes aislar térmicamente tu hogar?

¿Nunca consigues que tu casa esté a una buena temperatura? ¿A menudo sientes frío o calor?. Esto puede suceder porque tu vivienda no está bien aislada térmicamente. Pero le puedes poner remedio. La clave está en conseguir mantener una temperatura interior estable y confortable durante todo el año, sin importar lo que marque el termómetro en el exterior. Y esto también influirá en los consumos de calefacción y aire acondicionado.

¿Cómo aislar tu casa del frío y del calor?

Para conseguir un buen aislamiento térmico, hay que detectar cuál es el punto débil por el que el calor y el frío se están colando en tu hogar. Suele haber varios puntos especialmente vulnerables por los que tienen lugar la mayoría de las fugas térmicas en las viviendas  :  el techo, las ventanas, las paredes y el suelo. Para conseguir un aislamiento térmico adecuado en tu casa, una de las alternativas es cambiar tus antiguas ventanas poco eficientes por unas eficientes.

Y la inversión,
¿merece la pena?

Es cierto que mejorar el aislamiento térmico de tu casa requiere una inversión. El retorno de ésta puede tomar algunos años, todo ello dependerá del coste que se necesite para mejorar tu vivienda.

Pero lo que sí podrás comprobar es que, con una ventana con vidrio de aislamiento térmico reforzado, puedes ahorrar en tus consumos de luz o gas y conseguir una mayor sensación de confort. Además de mejorar la clasificación energética de tu vivienda.

Disfruta de la mejor
temperatura en tu hogar

Imagina estar tan a gusto en tu casa, que ésta se convierta en tu refugio; el lugar que nunca quieres abandonar, y al que siempre deseas volver. Haga frío o haga calor fuera, dentro de casa el clima no importa. Eres capaz de disfrutar de la luz desde el interior reduciendo el uso de las persianas, protegiendo tu vivienda del frío o del calor exterior.

Si te sientes identificado con las situaciones que te hemos mencionado, es posible que tus ventanas actuales tengan un problema de aislamiento térmico. Para mejorar el aislamiento térmico de tus ventanas, hay tres factores clave a tener en cuenta:

El marco y la
calidad de su material

El frío y el calor pueden llegar a colarse a través de las juntas de los marcos o cajones de persianas. Un aislamiento y estanqueidad deficientes provocarán que pases frío en invierno y calor en verano, aún estando dentro de tu vivienda. Por eso, no dudes en buscar una ventana de calidad, ya sea de aluminio, PVC o madera.

La instalación entre
el marco y la fachada

Si al colocar las ventanas no quedan bien selladas al edificio, el frío y el calor se seguirán filtrando a través de ellas. Esto hará menos efectivos los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Por eso, la instalación de tus ventanas con el cristal adecuado deberá hacerla un profesional cualificado.

El vidrio

La elección del cristal de las ventanas es, sin duda, el factor más importante para conseguir que tu casa quede bien aislada térmicamente. Por ejemplo, el cristal inteligente Guardian Sun te ayudará a ahorrar hasta un 38% de tus facturas de aire acondicionado y hasta un 14% en tus facturas de luz y gas, ahorrando tanto en invierno como en verano*.

*Resultados obtenidos en estudio realizado por TECNALIA, para vivienda de 100 m2 en Madrid con orientación noroeste construida antes de 2006, donde se sustituyó un doble acristalamiento 4/6/4 con carpintería de aluminio sin rotura de puente térmico por doble acristalamiento con Guardian Sun, rotura de puente térmico y argón. Calefacción y aire acondicionado por sistema de bomba de calor.

El cristal representa en torno al 80% de la ventana. Por eso, elegir el vidrio de aislamiento térmico más adecuado será una de las claves para lograr mayor aislamiento térmico de tu hogar.

¿Cuáles son
tus necesidades?

¿Cuáles son tus principales inquietudes a la hora de cambiar tus ventanas?
Aquí resolverás tus dudas y encontrarás el cristal que más se ajusta a tus necesidades.