Te contamos como una vivienda correctamente aislada puede proteger la economía familiar y garantizar el confort.

Según datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) el uso de la calefacción y el aire acondicionado en los hogares españoles representa el 48 % de la energía total consumida. Esto significa que una buena parte del consumo de gas y electricidad está relacionado con la climatización y por lo tanto, invertir en la mejora de la eficiencia energética de la vivienda puede ayudar a los ahorros energéticos del hogar. Además, existen diferencias en función de la ubicación geográfica… En zonas del interior de la península, por ejemplo, el consumo en calefacción de los hogares supone por sí solo más del 55 % del total.

Si buscamos mejorar el aislamiento térmico, conviene tener en consideración que las ventanas son uno de los elementos de la fachada que conectan el interior de la vivienda con el exterior y que tienen un importante papel en el consumo energético del hogar.

Elegir ventanas que ayuden a ahorrar en el consumo energético

Al elegir nuevas ventanas, lo verdaderamente importante es que nos garanticen un adecuado nivel de aislamiento térmico, tanto en invierno como en verano, ayudando a reducir así el consumo de energía, y creando un espacio confortable en cualquier época del año. En este sentido, se considera óptimo mantener una temperatura en torno a 20° centígrados en invierno y sobre los 25° en verano.

Lo ideal a la hora de elegir unas nuevas ventanas será tener en cuenta las prestaciones tanto del marco como de los vidrios. El coeficiente de transmitancia térmica o valor U mide el intercambio de temperatura que se produce entre el interior y el exterior de la ventana. Cuanto menor sea este valor en el marco y en el vidrio, mayor será la capacidad de aislamiento de la ventana.

Si, además del frío, también buscamos aislarnos del calor durante el verano, permitiendo que entre la luz, debemos analizar el valor del factor solar o valor g del vidrio. De nuevo, cuánto menor sea este indicador mayor será su protección frente al calor.

Resumiendo, los valores U del marco y del vidrio, así como el factor solar del vidrio (g), nos dan idea del aislamiento térmico y del control solar de la ventana, y nos ayudarán a entender qué producto nos permitirá ahorrar consumo energético a la larga. Existen vidrios de capa bajo emisivos que cuentan también con control solar. Se trata de vidrios de altas prestaciones que evitarán la pérdida de energía durante todo el año además de limitar la entrada de calor.

Cambiar ventanas para ahorrar energía: caso práctico

Desde Guardian Glass hemos llevado a cabo una simulación de ahorro energético utilizando el software CE3x para realizar certificados energéticos en viviendas. Aunque se trata de una estimación, y cada caso concreto necesitará de un análisis individualizado, el resultado arroja una reducción superior al 10 % en el total de la demanda de calefacción y refrigeración. A continuación te ofrecemos más datos sobre este estudio:

  • Vivienda Adosada Unifamiliar
  • Localización: Madrid
  • Tamaño: 108 m2
  • Año de construcción: 1990
  • Tipo de ventana: Con marco de aluminio sin Rotura de Puente Térmico (RPT) con vidrio simple con valor Ug=5,7 W/m2K

Más del 10 % de ahorro en la demanda de calefacción y refrigeración

Se ha estimado la reducción de consumo en dos supuestos, en el primero el cambio se hace por una ventana con marco de PVC con valor U del marco de 1,8 W/m2K y en el segundo por una ventana con marco de aluminio con RPT con valor U del marco 3,2 W/m2K, según los valores ****de ****la librería estándar del software CE3x y un 30% de superficie de marco. En ambos supuestos se ha utilizado doble acristalamiento con Guardian Sun 4/16/4 con un valor U del vidrio igual a 1,3 W/m2k y factor solar g=0,43.

El ahorro en la demanda de claefacción y refrigeración supera el 10 % en ambos casos. En las dos situaciones se cumplen los criterios de eficiencia energética válidos para las desgravaciones fiscales y ayudas directas existentes, puesto que el requisito mínimo de reducción es del 7 % anual.

La importancia de elegir el vidrio adecuado

Alrededor del 80 % de la superficie de una ventana es vidrio, por lo que este material marca la diferencia entre una ventana y otra. Para mejorar la eficiencia energética de la ventana y reducir el consumo energético, la mejor opción son los vidrios de capa de altas prestaciones. Por poner un ejemplo, el uso del cristal inteligente Guardian Sun en un doble acristalamiento 4/6/4 te permite ahorrar hasta un 38 % en tus facturas de aire acondicionado y hasta un 14 % de media en las facturas de luz y gas**.

Es el mejor momento para cambiar las ventanas

Esperamos haberte ayudado a elegir tus nuevas ventanas con vidrios de altas prestaciones que contribuyen a ahorrar energía. Minimizar el coste de climatización de tu hogar es más sencillo si sabes cómo. Además, en este momento, existen ayudas y subvenciones a la mejora en la eficiencia energética de los hogares que incentivan llevar a cabo actuaciones como cambiar las ventanas por otras más eficientes. Cambiar tus ventanas es una sabia decisión

*Fuente : http://idae.es/

**Resultados obtenidos en estudio realizado por TECNALIA, para vivienda de 100 m2 en Madrid con orientación noroeste construida antes de 2006, donde se sustituyó un doble acristalamiento 4/6/4 con carpintería de aluminio sin rotura de puente térmico por doble acristalamiento con Guardian Sun, rotura de puente térmico y argón. Calefacción y aire acondicionado por sistema de bomba de calor.

Comments are closed.