Cómo ahorrar energía

¿Te preocupa la cantidad de luz y gas que gastas para mantener tu casa confortable? ¿Crees que deberías ahorrar energía? Sea cual sea el consumo energético que tu vivienda necesita, hay soluciones eficaces para mejorar su aislamiento térmico y reducir tu consumo. Empieza ya a ahorrar energía y dinero.

¿Por qué ahorrar
energía?

Te sientes culpable cuando ves la cantidad de energía que consumes al mes para mantener tu casa a una temperatura agradable. Sabes que la energía es un recurso valioso, y te gustaría aprovecharla al máximo.

Aun así, nunca consigues que esté a la temperatura ideal. Si te sientes así, deberías revisar el aislamiento térmico de tu vivienda para evitar que el calor y el frío se cuelen en ella y que la calefacción y el aire acondicionado trabajen en balde. De este modo estarás haciendo un uso correcto de la energía que consumes.

¿Cómo ahorrar
energía?

Eres consciente de lo que significa consumir cada vez más energía y de las consecuencias que ello tiene. Por eso, te estás planteando adoptar medidas para reducir el consumo y, ya de paso, ahorrar en las facturas de luz y gas: instalando un termostato o dándote duchas más rápidas, por ejemplo.

Éstas son algunas formas de lograr que tu consumo energético en el hogar sea menor. Pero si lo que quieres es conseguir un cambio mucho más significativo, tienes que mejorar el aislamiento térmico de tu casa. Para ello, deberás prestar atención al aislamiento de diferentes puntos. El aislamiento térmico de una vivienda consiste en lograr que sus elementos de contacto con el exterior aumenten su resistencia al paso del frío y del calor. Existen diferentes tipos de sistemas de instalación con materiales aislantes en muros, cubiertas, suelos, tabiques y huecos. Pero sin duda, instalar unas ventanas eficientes en tu casa es una manera eficaz de disminuir tu consumo de energía.

¿La inversión
merece la pena?

Cualquier obra nueva o reforma conlleva un coste que debe valorarse. No obstante, la inversión necesaria para la instalación de unas ventanas eficientes se compensa en el tiempo. Con este cambio consumirás menos calefacción y aire acondicionado, tus facturas de luz y gas disminuirán, e incrementarás el valor de tu propiedad. Además, ganarás en confort y bienestar.

Para que te hagas una idea, con el cristal inteligente Guardian Sun® puedes llegar a ahorrar hasta un 38 % en tus facturas de aire acondicionado y hasta un 14 % de media en las facturas de luz y gas*, ahorrarás tanto en verano como en invierno.

* Resultados obtenidos en estudio realizado por TECNALIA, para vivienda de 100 m2 en Madrid construida antes de 2006 con orientación noroeste, donde se sustituyó un doble acristalamiento F4/6/F4 con carpintería de aluminio sin rotura de puente térmico por doble acristalamiento con Guardian Sun 4/16A/4, argón Y rotura de puente térmico. Calefacción y aire acondicionado por sistema de bomba de calor.

Tus ventanas son clave para
el ahorro energético en casa

Imagina que un poco de calefacción en invierno o de aire acondicionado en verano sea suficiente para conseguir un ambiente interior idóneo. Sentirte cómodo en casa sin importar la estación del año que sea, es posible. Hay formas eficientes de mejorar el aislamiento de tu hogar.

Si tienes que hacer un excesivo consumo de energía para estar confortable, quizás se deba a que las ventanas de tu vivienda sean demasiado antiguas y no aislen de manera eficiente. A la hora de elegir unas ventanas de ahorro energético adecuadas para tu casa deberás prestar atención, sobre todo, a estos tres factores:

El marco

El material de los marcos de las ventanas pueden ser de madera, aluminio, PVC… lo importante es su calidad.

La instalación

Es importante que recurras a profesionales en este campo que sepan cómo instalar las ventanas eficientes de una manera adecuada. Una instalación o sellado deficiente provocará pérdidas energéticas.

El vidrio

Su correcta elección es uno de los factores más importantes al cambiar las ventanas.

El vidrio representa en torno al 80% de la superficie de una ventana. 
Por eso, si quieres disfrutar de un interior luminoso sin los inconvenientes del sol, lo más importante es que elijas un vidrio de control solar.

¿Cuáles son
tus necesidades?

¿Cuáles son tus principales inquietudes a la hora de cambiar tus ventanas?
Aquí resolverás tus dudas y encontrarás el cristal que más se ajusta a tus necesidades.